viernes, 9 de octubre de 2009

El efecto Döppler

Al estudiar la relación entre frecuencia y altura, es interesante mencionar un fenómeno fácilmente observable: el efecto Döppler, llamado así en honor del físico alemán que lo describió por primera vez en 1842.


Cuando entre una fuente sonora y un observador existe un movimiento relativo, sea de acercamiento o alejamiento mutuo, el observador no oye el sonido con la frecuencia que le correspondería sino que ésta aumenta en el primer caso y disminuye en el segundo.




¿Os suena?

8 comentarios:

Andrea Marquina dijo...

Sin embargo cuando escuchas a una banda no la oyes diferente en cuanto a las notas cuando se acerca y se aleja, ¿no?

Raquel García Díaz dijo...

Querría hacerte una pregunta sobre algo que estuvimos viendo el último día en clase, en relación con los decibelios...¿como sé a cuantos decibelios estoy escuchando la música del iPod, por ejemplo??? los números del volumen están en decibelios o son simples números para informar más o menos del nivel de intensidad???

María Quintanilla dijo...

ANDREA: Sí que hay una diferencia. Si la banda está lejos la escucharemos ligeramente más grave que cuando está más cerca, aunque a nuestras orejas el efecto sea más de "brillantez" que de altura por el cambio tan gradual.

La diferencia con el efecto de la ambulancia es que la velocidad a que se mueve la banda es demasiado lenta.


RAQUEL: El significado de esos números dependerá del software que tengas instalado en tu iPod. Por otra parte, el nivel de presión sonora que percibes depende de diferentes factores: la música que escuches, la forma en que fuera grabada y codificada, el tipo de auriculares que utilices y la manera que tengas de colocártelos.

Se supone que un iPod configurado de manera estándar es capaz de reproducir a +115 dB, lo que significaría una presión sonora mantenida similar a la de una taladradora de obras o una traca de petardos.

Lo suyo sería limitar esa salida a un número "sano" de decibelios para evitar daños irreversibles en el oído. El limitador lo tienes en MENÚ>Ajustes.

PD. Lo que hablamos del iPod es igualmente extensible a cualquier otro reproductor mp3.

Maria Teresa Gamaza dijo...

y con respecto a lo que ha dicho Andrea... No podria el aire dificultar que llegue bien el sonido a nuestro oido? en ese caso no tendria nada que ver el efecto Döppler no? o pueden influir las dos cosas a la vez?

María Quintanilla dijo...

El aire es el "vehículo" del sonido. Podría dificultarnos una corriente de aire, que lo desplaza, pero el efecto Döppler se refiere a la velocidad de una fuente sonora en movimiento respecto a nosotros.

Os dejo un enlace de la wiki con un par de gráficos estupendos: http://es.wikipedia.org/wiki/Efecto_Doppler

(no les hagáis caso a las fórmulas... todavía, jeje)

Raquel García Díaz dijo...

De acuerdo, muchas gracias, María =)

Ana dijo...

Ana Muñoz.

María, tengo entendido que los ipod reproducen mas decibelios de lo que esta permitido. He mirado en internet y he leido que hay alguna forma de restringirlos. Pero el problema es que todas las canciones no se reproducen con la misma intensidad, por ejemplo la musica clasica se oye bajisimo. mi pregunta es que si lo restringo, solo afectara a aquellas canciones que se oigan alto o las que se oyen bajo, se oiran mas bajo todavia.

María Quintanilla dijo...

ANA: La primera respuesta está dos comentarios más arriba :)

El limitador sólo te cortaría el tope por arriba. Las canciones que están bajitas se mantendrían en la misma intensidad.