sábado, 1 de mayo de 2010

El audio analógico

El término analógico se utiliza actualmente en contraposición a digital, especialmente en el campo del sonido. Las señales analógicas son funciones de variables continuas y se denominan así porque sus evoluciones temporales imitan las señales originales.

La representación gráfica de un sonido grabado analógicamente tendrá la misma forma que el sonido original, pero la curva indicará variaciones de voltaje, en lugar de variaciones de presión de aire.



Grabación analógica del sonido

El proceso para la grabación/reproducción analógica del sonido es la siguiente:
  • El micrófono convierte la variación de la presión de aire ejercida sobre su membrana en una señal de voltaje variable en el tiempo.
  • La variación de este voltaje se puede grabar analógicamente utilizando diferentes tecnologías, sobre una cinta magnética o en los surcos de un disco de vinilo.
  • En el caso del disco de vinilo, por ejemplo, los surcos dibujan, sobre la espiral del disco, trayectorias que reproducen las formas (son una analogía) de la señal original
  • Cuando deseamos reproducir el sonido, la señal eléctrica generada por el cabezal de la pletina o la aguja del tocadiscos se amplifica y envía a los altavoces, donde un nuevo transductor la convierte en un campo magnético capaz de desplazar y de hacer que oscilen (con las frecuencias originales) los conos de papel de los altavoces.


Ventajas e inconvenientes del audio analógico

Al contrario de lo que opina la mayoría, una grabación analógica no tiene porqué sonar peor que una grabación digital (en condiciones óptimas suena, de hecho, mejor).

Sus inconvenientes radican en que:
  • La señal analógica se degrada mucho más rápidamente (las cintas magnéticas se desmagnetizan, y tanto las agujas como los surcos en el vinilo se desgastan)
  • En cada nueva generación se produce una pequeña pero inevitable pérdida, de forma que, a cada nueva copia, la señal se parece cada vez menos a la original

Por estas razones, el sonido digital ha tomado definitivamente el relevo del analógico. En los siguientes apartados estudiaramos por qué y cómo el audio digital aporta un sinfín de nuevas posibilidades en la producción, manipulación, creación y experimentación sonoras.